Noticias

02_Lesbos_Alessandro-Penso

Alessandro Penso, testigo de la crisis de refugiados en Lesbos

Por Paula Ericsson

Alessandro Penso, fotoperiodista italiano ganador del premio en la categoría ‘General News’ de World Press Photo 2014, ha trabajado la migración en Malta, España y Melilla, Calais, Grecia y Bulgaria, siempre con el objetivo de mostrar la “verdadera cara” del viejo continente: “no me centro en el éxodo, quiero mostrar que las historias de las personas que fotografío han pasado en Europa”.

Alessandro Penso recuerda las restricciones que tuvo cuando trabajaba en Lesbos, imágenes que podremos ver en la exposición que presenta en DOCfield>16: “la policía me hacía esperar en el coche, me expulsaban de la playa aun y estar en una zona pública”. Por otro lado, el fotoperiodista lamenta que algunos miembros de la policía costera destrozaban los barcos que llegaban a la playa, dejando morir a las personas que viajaban en ellas.

Historias de Lesbos

“Lesbos, una isla que forma parte de la vida europea, se ha visto rodeada por la tragedia”, afirma el fotoperiodista. “Cuando estaba trabajando en la isla griega junto con el fotoperiodista Santi Palacios, vimos que una de las parejas que llegaban a la costa estaba llorando: el hombre se pagaba a si mismo y la mujer permanecía en silencio. Los dos nos miramos y nos acercamos a hablar con ellos, y aunque no les entendíamos – eran de Afganistán-, comprendimos que habían perdido a su hijo en el mar”.

El fotoperiodista ganador Magnum Foundation Emergency Found señala que uno de los principales problemas en Europa es la regulación de Dublín, y apunta que el 99,5% de las solicitudes de asilo en Grecia fueron denegadas durante el 2011, lo que provocaba que muchas personas acabaran en Centros de Internamiento de extranjeros (CIE): “Grecia era el único país que retenía 24 meses a los migrantes, frente a la normativa europea, que ponía los 18 meses como tiempo límite”.

Aun y así, Penso recuerda que con la entrada de Tspiras en el gobierno el año 2015 se cerraron algunos centros de Internamiento y empezaron a dejar pasar a todos los refugiados. Según el fotoperiodista ganador de Photo Story of the Year Time Magazine, ese cambio “fue un reto del gobierno griego hacia la UE para que vieran la importancia del país heleno en la migración”.

El fotoperiodista apunta que hasta el mes de octubre nadie ayudaba a los migrantes que llegaban al norte de Lesbos, la zona de mayor afluencia migratoria de la isla. El fotógrafo relata que los migrantes  tenían que caminar 50 km hasta la capital – un trayecto de dos o tres días- para solicitar los papeles en el puerto, donde los policías “decidían si tramitarían o no su solicitud de asilo”.

Europa, ciega ante la crisis migratoria

Asimismo, Alessandro Penso explica que los medios de comunicación se centran en el proceso migratorio, lo que ha provocado una pérdida de empatía por parte de la ciudadanía: “ya no pensamos qué implica huir de una guerra, ni qué han perdido en el camino, ni lo que necesitan ahora”. Por otro lado, Penso subraya que los sirios se han organizado, han exigido sus derechos y han recordado a las instituciones que no son ni animales ni turistas, sino que personas que huyen de una guerra. “Los sirios nos han dado una lección de democracia”, afirma el fotoperiodista.

Penso lamenta que la crisis de refugiados ha sido la mejor oportunidad para que los partidos nacionalistas, vinculados a la extrema derecha y a un discurso xenófobo, tomaran el poder: “dicen que los refugiados nos van a invadir cuando sólo suponen el 0,3% de la población europea”. El fotoperiodista opina que el discurso del miedo “es la mejor manera de convencer a la gente, ya que elimina la capacidad de pensar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>